Innovación, TICs, herramientas

¿Quieres recibir todas las novedades que te ofrece Talio?

Subscríbete

La innovación no es una opción, es un imperativo en los negocios. 

11 junio, 2021
innovación, TICs, herramientas
La innovación no es una opción, es un imperativo en los negocios. 

La innovación ha llegado a las  organizaciones,  ya no como una opción sino con un papel importante para las mismas.  Se ha convertido en una de las herramientas clave para su diferenciación ante la competencia, puesto que facilita la optimización  de procesos, a la vez que permite a las empresas adelantarse a las tendencias y necesidades de los consumidores.  

La innovación no es una opción, es un imperativo en los negocios. 

 

La innovación lleva tiempo siendo una de las palabras repetidas como un mantra en las organizaciones, puesto que se ha convertido en el motor impulsor de la transformación y el crecimiento de las mismas. La innovación, aunque siempre ha jugado un papel importante en el éxito de las empresas industriales más competitivas, en los últimos años la industria está experimentando una transformación fundamental a largo plazo, destacando su papel notoriamente.  

 

La innovación, según la definición del Manual de Oslo, es un producto o proceso (o combinación de ambos) que difiere significativamente de los productos y procesos previos, y que se han puesto a disposición de los potenciales usuarios (productos) o implantados en la organización (procesos). 

 

De esta manera, nos permite aprovechar los recursos de las entidades para obtener mayores beneficios tanto económicos, sociales o reputacionales. Por esta razón, es esencial para las empresas estar a la vanguardia de las necesidades y tendencias actuales, así como utilizar herramientas que permitan optimizar los procesos, ofrecer nuevos productos o servicios y posicionarse de manera estratégica en el mercado. De esta manera, podrán profundizar y clarificar cuáles son los motivos reales, y las razones que justifican su integración en la organización: 

 

· Demanda/necesidades del cliente: 

La exigencia de los consumidores hacia las empresas aumenta a la vez que avanzan las tecnologías y las tendencias sociales, así la demanda de nuevos productos y servicios es constante. Por ello, las empresas deben de realizar la vigilancia oportuna para detectar de antemano las tendencias y necesidades de los clientes. Así, conseguirán adelantarse a la competencia y ofrecer dichos productos en primer lugar, mejorando los resultados empresariales. 

 

· Competencia y Diferenciación:  

Dada la gran cantidad de productos que existen para cubrir las diversas necesidades de los clientes y la rapidez con que evoluciona la tecnología, el mercado y las ofertas de los competidores, las empresas necesitan diferenciarse continuamente, y proporcionar productos que aporten mayor valor y atractivo a los clientes.  

 

Esto exige evolucionar e innovar más rápido que los competidores, para no disminuir la competitividad y poder sobrevivir. Hay diversos estudios que muestran la relación directa entre la innovación y la competitividad. 

 

· Mejora Procesos:  

La mejora de procesos de la organización junto a la transformación de procesos en áreas de la organización como marketing, logística o producción, utilizando nuevos enfoques y herramientas puede mejorar significativamente la eficiencia interna y el uso de recursos, y por lo tanto el ahorro de costes.  

Estas mejoras pueden llevar a replantearse el propio modelo de negocio para conseguir adaptarse a la transformación digital a la que las empresas están expuestas. 

 

· Conocimientos y Capacidades:  

Los propios procesos o las dinámicas de innovación son aspectos que muchas veces no se tienen en cuenta, pero que en realidad nos proporcionan grandes beneficios. Entre ellos destacan los siguientes: 

  • Generar nuevos conocimientos y capacidades en la organización. 

  • Aprender a pensar de forma diferente.  

 

Esto supone unos activos claves para poderse enfrentar a entornos cambiantes, también llamados entornos VUCA (Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad, Ambigüedad) y a su vez, a nuevos desafíos futuros, y así aprovechar las oportunidades y dar una respuesta rápida a las amenazas de los competidores. 

 

· Retención de Talento:  

Priorizar y fomentar una cultura de aprendizaje constante entre los empleados es un factor clave para retener el talento en las organizaciones.   

Al posicionarse dentro de una cultura de innovación, se impulsa el desarrollo de habilidades para trabajar con productos y soluciones innovadores y de vanguardia entre los profesionales, lo que supone para ellos un factor de crecimiento tanto profesional como personal. Por esa razón, normalmente los empleados de empresas innovadoras están más motivados y desarrollan un mayor sentido de pertenencia. 

 

NUESTRA CONCLUSIÓN: 

La conclusión es clara, la innovación no es solo una moda, sino una necesidad para sobrevivir ante una sociedad que evoluciona rápidamente, y necesita soluciones y servicios que se adapten a la misma velocidad. No solo nos permite acceder al mercado y mantener clientes/usuarios satisfechos, sino que potencia otros factores que también ayudan a la supervivencia de la organización. 

 

Sin embargo, aunque seamos conscientes de la necesidad de implantar una cultura de innovación en nuestra organización, no es sencillo llevarlo adelante y conseguir el cambio de cultura para innovar de una forma sistemática y efectiva, y obtener resultados tangibles. Está claro que implica abordar muchos aspectos de la gestión de la empresa, desde su estrategia, hasta la organización y los procesos, y saber liderar el cambio. 

 

Estamos aquí para ayudar a tu empresa a evolucionar y adaptarse, contactar con nosotros

 

Si además quieres saber más sobre el tema, no te pierdas nuestro Webinar sobre Innovación de la mano de nuestro consultor experto Fernando García de Kamein, que se llevará a cabo el mes de septiembre. 

 

Entérate de todas nuestros servicios y novedades, síguenos en LinkedIn y Twitter