Publicador de contenidos

La Transformación Digital viene de la mano de la innovación en RPA, entrevista a Marco Arévalo

ENTREVISTA A MARCO ARÉVALO: LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL VIENE DE LA MANO DE LA INNOVACIÓN EN RPA"

 

SU TRAYECTORIA


Desde la línea de Soluciones de Talio, Marco Arévalo coordina las actividades de innovación y participa en el desarrollo de negocio de la organización. Su día a día se mueve desde la preparación de ofertas para la administración pública hasta el desarrollo de la agenda de innovación, pasando por las actividades de preventa, acompañamiento comercial, consultoría de estrategia IT, dinamización e involucración de equipos…

 

Profesional del sector IT “por vocación”, su trayectoria profesional estaba decidida con tan solo 13 años, momento en que compaginaba su formación trabajando a tiempo parcial en microempresas de distintos sectores desarrollando programas “y haciendo un poco de todo”. El camino estaba claro así que optó por estudiar la carrera de Informática en la Universidad de Deusto, graduándose en 1994.

 

El 2 de mayo 1995, empezó a trabajar en Kalamazoo, entonces una PYME vasca focalizada en la venta por catálogo de material de oficina e informática, y hoy miembro de la multinacional francesa RAJA Group. Allí tuvo ocasión de profundizar en los sistemas de gestión, la logística, la fabricación… Recuerda como principales hitos la actualización del ERP al año 2000 —“entonces la informática se regía por fechas de 6 dígitos; necesitábamos gestionar múltiples divisas; Internet empezaba a perfilarse como el nuevo canal…”, y la incorporación progresiva de la informática de productividad personal “en un entorno donde primaba el terminal y el sistema operativo de servidor. La verdad es que funcionaba realmente bien, con procesos muy eficientes. Aprendí mucho allí.”

 

Con 27 años fichó por Estratel – Estrategias Telefónicas, hoy Atento Telecomunicaciones, una multinacional que opera servicios de atención a clientes para las principales empresas en sectores como "telcos", finanzas, salud, administraciones públicas…, entre otras. Su etapa en la plataforma de Atento de Bilbao duró 7 años, donde ejerció como Coordinador técnico: “todo lo que sé de gestión de clientes, de procesos de atención y de sistemas de telecomunicaciones, se lo debo a esta compañía.” 

 

Con 34 años se decantó por ampliar sus conocimientos hacia una perspectiva más empresarial. Así, se enroló en el Master en MBA de la Facultad de CC.EE. y EE. De Sarriko (UPV-EHU). Esta experiencia fue la desencadenante de su incorporación en el ámbito de la Consultoría IT de la mano de Entel-ibai – hoy Entelgy – . “En Entel-ibai encontré el puente hacia las licitaciones públicas. Tuve la fortuna de encontrar personas maravillosas que me apoyaron para desarrollar el perfil de consultoría – tecnológica y de estrategia –, que me facilitaron la relación con los principales actores públicos y privados del sector IT vasco. Me alejaba progresivamente de la vertiente técnica, pero me introducía cada vez más en la componente organizativa y comercial. Fue un período muy intenso. Inolvidable.” La experiencia en Entel-ibai le llevó hasta Versia, organización donde desarrolló diversos trabajos en varias de sus empresas, especialmente en el terreno de la licitación pública y la consultoría IT. 

 

Cuatro años después retornó a Entel-ibai como Gerente de cuentas. En su segunda etapa ahondó en las oportunidades ligadas a los servicios gestionados “y en la fuerte conexión que percibíamos entre los CAU y Help-Desks tradicionales, y la emergencia imparable de los CERT/CSIRT. Ahí se dejaban sentir las nuevas oportunidades de crecimiento para la empresa.”

 

El proyecto Entel-ibai se terminó en 2018 pero se abrieron las puertas de Talio como Coordinador de IPS. “Una cultura empresarial completamente nueva: propósito evolutivo, autogestión, NER, Teal… No tengo para olvidar el impacto que me produjeron los textos de Koldo Saratxaga y Frederic Laloux.” En Talio desarrolló las funciones que venía haciendo desde 2008: innovación, servicios gestionados, licitaciones, consultoría IT… “pero desde un prisma distinto; la cultura lo es todo en una organización”. Después de dieciocho meses decide parar y dedicarse por completo a su otra vocación: la filosofía. “No podía quitarme la losa de la tesis doctoral. O paraba o me rendía… y eso no podía ser. Necesitaba el tiempo para pensar y escribir.” En el camino llegó la pandemia, y ella puso su grano de arena para doctorarse el 18 de diciembre de 2020.

 

Tocaba volver al mercado. Talio era su primera elección, “seguir donde lo dejé”, y el 1 de febrero se reincorporó. Hoy tiene claro que su camino en la informática seguirá por el sendero de la automatización extrema y la Inteligencia Artificial, eso sí, “tendiendo siempre un puente a sus componentes éticas, morales, incluso esenciales; esto es lo que le debo a la filosofía.” 

 

 

ENTREVISTA COMPLETA


Marco Arévalo nos concede una entrevista para conocer su visión profesional sobre el futuro de la innovación en el área de Robotic Process Automation (RPA). 

 

Futuro de la innovación


- Nuestro equipo Talio, mediante expertos como tú, conseguimos impulsar la innovación y adaptación de las empresas. Teniendo en cuenta la situación actual en este ámbito, ¿Qué camino consideras que tomará la innovación en el futuro? 


Yo no me considero experto en nada y mucho menos en algo que es objeto de constantes investigaciones y cuya definición dista mucho de ser precisa. Quizá la agregación de los trabajos de Schumpeter1, Tirole2, Lam3, Rosenberg, Hunt4 y tantos otros, aproximan lo que esta palabra latina innovatio encierra. Su sentido etimológico podría describirse como entrar en lo nuevo. A mí, personalmente, me llama la atención que no exista una raíz griega. Innovación se dice en griego καινοτομία; καινός (nuevo) y τομή (intersección, cruce). Esto aporta a lo nuevo el sentido de “extrañeza”. Por tanto, la innovación sería algo así como abrir la puerta a lo nuevo. Entonces, ligando con tu pregunta, el camino de la innovación en el futuro será abrir lo nuevo que permanece todavía en lo oculto, esperando ser desvelado. 

 

Pero igual no era ésta la respuesta que esperabas, ¿verdad? No, me parece que no. En términos prácticos – en el sentido de lo que parece poder percibirse – nos movemos hacia la automatización extrema en todos los procesos que sostienen el mundo tal y como lo ha venido construyendo nuestra especie paso a paso, innovación tras innovación. El mundo se ha vuelto cada vez más ligero, pesa menos. La virtualización está suponiendo una abstracción de las infraestructuras. Todo se mueve hacia eso que han llamado la nube y que no deja de ser sino el germen de una imagen gemela del mundo. Las operaciones sobre la nube permitirán anticipar el comportamiento de nuestras acciones sobre el mundo físico. La paradoja de las TICs se hará realidad. A medida que se extienden por todos los ámbitos de nuestra realidad se irán desvaneciendo ante nuestros ojos. Todo tiende a maximizar el ser mínimo. Estaremos mañana con las TICs sin las TICs. Quizá la presencia de robots de compañía nos recuerde que una vez escribíamos programas en ensamblador y utilizábamos tarjetas para programar máquinas. 

 

Muchas de las infraestructuras que hoy amueblan las ciudades tenderán a desaparecer: la movilidad eléctrica y el coche inteligente van a hacer innecesarios semáforos, carriles, señales, peajes… El dinero tal y como lo hemos conocido desaparecerá pronto. Los medios de pago digitales lo convertirán en algo del pasado. Muchos objetos de nuestra vida cotidiana carecerán de sentido. Por ejemplo, ¿para qué un DNI, un pasaporte, un carné de conducir, una tarjeta, un…? Cabe pensar que la identidad y el contexto de las personas sea igualmente virtualizado. En la nube estará nuestro gemelo digital. Para todo esto las tecnologías son habilitadoras esenciales. Pero no sólo. Ellas permitirán los desarrollos científicos que harán del morir un accidente, o una decisión personal. Pero bueno, con esto nos hemos ido muy lejos, ¿verdad? Por cerrar el punto. De la mano de la aplicación de técnicas de Inteligencia Artificial y en conjunción con las capacidades de cómputo y comunicación actuales estamos entrando en una edad nueva. Dejamos atrás la edad del plástico. Contra los que piensan que el fin del mundo está a la vuelta de la esquina creo que estamos al filo de un nuevo Renacimiento.

 

“ De la mano de la aplicación de técnicas de Inteligencia Artificial y en conjunción con las capacidades de cómputo y comunicación actuales, creo que estamos al filo de un nuevo Renacimiento.” 

 

- Como empresa, sabemos que la inversión en actividades generadoras de progreso tecnológico es una de las claves para aumentar el ritmo de crecimiento de los beneficios y la productividad de nuestro negocio. ¿Crees que las empresas actualmente invierten suficientes recursos en I+D+i? ¿Cuál sería tu consejo para aquellos que no consideran la opción de invertir en desarrollo e innovación? 


Si las empresas invierten suficientes recursos en I+D+i o no es algo que desconozco. Si lo observamos en términos globales – basta acceder a las estadísticas de la UNESCO5 – los países más punteros, y quizá los de mayor nivel de vida, son justo aquellos que más invierten en I+D en relación a su producto interior bruto. Ahí están Corea del Sur, Japón, Suiza, Austria, … Si ponemos el foco en cada empresa u organización lo que parece claro es que para continuar deben buscar de forma continuada la mejora en la productividad. Esta mejora viene claramente de la mano de las innovaciones en todos los ámbitos del Manual de Oslo: no es sólo la tecnología; son las personas, las organizaciones, los procesos, los mercados…

 

Por otra parte, dudo que exista alguna persona u organización que de verdad se esté cuestionando si invertir en innovación es una opción. Porque en verdad no hay tal, no son dos caminos a elegir. A lo sumo, la decisión está en quedarse inmóvil o avanzar. Todos estos que se detienen quedan fuera del mercado. El mercado está en un proceso continuo de destrucción creativa. Esto ya lo describió Schumpeter en el 43. Los que deciden quedarse como están o – en el mejor de los casos – esperar a que otros den el paso y arriesguen, probablemente, antes o después, se verán superados por la ola y desaparecerán. 

 

Soluciones RPA


- Gartner anticipa que "la demanda de RPA crecerá y que los proveedores de servicios impulsarán de manera más consistente las soluciones RPA a sus clientes debido al impacto de COVID-19", ¿Qué opinas de esto? 


Primero. Esto se encuadra dentro de la estrategia de transformación digital de las empresas. Lo que está sobre la mesa es la reordenación del trabajo. Las personas no pueden seguir haciendo tareas rutinarias. El valor añadido aportado es mínimo. Segundo. Lo que la pandemia ha puesto de manifiesto ha sido la dependencia de la intervención manual-humana para la realización determinados procesos. Es decir, ha sacado a la luz espacios para la automatización y la transformación digital. En la medida en que la adopción de RPA favorece la reorganización del talento y la eliminación de brechas no digitales, cabe esperar que el mercado demande este tipo de servicios; no sólo la tecnología, también la consultoría previa. Quizá lo que haya que abordar no es la implantación de RPA sino la reingeniería de procesos.

 

“La adopción de RPA favorece la reorganización del talento y la eliminación de brechas no digitales, cabe esperar que el mercado demande este tipo de servicios; no sólo la tecnología, también la consultoría previa.”

 

- En Talio apostamos por la tecnología RPA para la mejora de la productividad y el ahorro de tiempo reduciendo los recursos dedicados para clientes internos y externos de nuestros clientes. Además, confiamos en el aporte de flexibilidad que esta herramienta da a la empresa a la hora de crecer. ¿Hacia dónde va la tecnología de la RPA (automatización robótica de procesos)? ¿Qué posibilidades nos ofrece? ¿Consideras que en pocos años será una herramienta indispensable para las empresas? 


El camino de RPA es el de fusión con la IA. En este sentido, Talio abordó un proyecto “Hazitek” en 2019 con la participación de la UPV-EHU (“Grupos IXA” y “Bitartez”) en el que se buscaba dotar de inteligencia a los robots: se hablaba de robots lectores, robots escritores, robots coordinadores… Se buscaba crear un ecosistema de algoritmos entrenados para la interpretación de contenidos en soportes desestructurados. El proyecto era muy ambicioso. Hoy vemos cómo algunos actores del mercado de fabricantes de RPA están sumando la IA a su oferta.

 

No pienso que sea indispensable. Ni mucho menos. Es un medio, como otros. Hoy es un camino rápido para mejoras en la productividad y para pavimentar una nueva forma de pensar y desarrollar la actividad. La clave está en pensar en digital. En unos años RPA habrá caído en desuso porque – simplemente – habrá sido superado.

 

- ¿Mediante que herramientas crees que pueden las empresas sacar el máximo partido a la automatización?


La automatización es el fin. Por herramientas entiendo los medios que permiten alcanzar tal fin. También – confío – no estás esperando una relación de productos comerciales, ¿verdad? Lo que yo recomendaría a las empresas es que empezaran por pensar. Sí, por pensar. Pensar en los procesos que están desarrollando, en los pasos que siguen, en los medios que aplican, en los consumos que realizan, en los residuos que generan, … En definitiva, poner la mirada sobre su negocio y obtener una visión nítida de cómo están funcionando, dónde están sus debilidades, dónde las fortalezas, qué técnicas están obsoletas o se aproximan… Después levantar la vista y mirar cómo lo hacen – o lo quieren hacer – otros, en qué modelos se inspiran o imitan, qué innovaciones están introduciendo, quién está acompañándolos… En definitiva, la primera herramienta es un proceso de reflexión. Conviene hacerlo con personas con un doble perfil: próximas a su negocio, pero, a la vez, conocedoras de las últimas innovaciones o aplicaciones en distintos sectores de actividad. De esta conjunción salen las soluciones adecuadas para la mejora en general de la organización y – en concreto – de sus procesos. 

 

Ahora bien, si alguien me preguntara por herramientas en abierto, sin conocer el negocio donde se quieren aplicar en aras a la automatización, señalaría espacios comunes. RPA es claramente uno de ellos. Allí donde las personas hacen un trabajo rutinario – y rellenar formularios puede serlo – encaja rápidamente alguna solución RPA. Allí donde falte un nexo, una conexión, entre dos procesos, allí puede haber un espacio RPA. RPA es automatización de procesos, pero, ¿Qué decir de la robotización como tal? La industria lleva años utilizándolos en tareas rutinarias. 

 

Ahora entramos en el tiempo en el que los robots dejan de ser objetos para convertirse en sujetos del proceso en planta. Una máquina que se comunica y coordina con otras máquinas de cara a un fin común es mucho más que una máquina. La fabricación con robots dotados de capacidad de aprendizaje va a cambiar de raíz la organización del trabajo en plantas. Pero tampoco hay que adentrarse en las aguas del NLP, deep learning y sistemas expertos. La automatización se consigue como fruto de una estrategia y una cierta madurez en las TIC aplicadas. Es conveniente un BPM consolidado, un ERP flexible, una estructura de comunicación y un bus de integración SOA, una arquitectura bien armonizada – orquestada – de aplicaciones de propósito específico con aplicaciones de carácter general, una infraestructura de captura y tratamiento del dato (desde las bases de datos estructuradas y no estructuradas hasta las herramientas de BI…). En general, una estrategia orientada hacia la automatización. Los procesos de Transformación Digital están en ese camino.

 

Su perspectiva profesional refleja sus dos pasiones: la informática y la filosofía, las cuales nos proporcionan una visión más amplia y crítica del futuro. Para finalizar nos deja la siguiente reflexión: 

 

“Dejamos atrás los sistemas deterministas. Los nuevos sistemas conllevan incertidumbre. Sus decisiones se parecerán cada vez más a las nuestras. Las máquinas se están separando un poco de los humanos. Las herramientas dejan de ser extensiones de nuestra corporalidad. Conviene pensar en ello y hacerlo desde una perspectiva ética. No es el trabajo lo que está en juego. Se abren las puertas a otra forma de organización social. Al respecto un último apunte: la Transformación Digital empezó el siglo pasado, con el inicio de la era atómica. No es un invento ni una idea nueva. Esto es lo que yo pienso.” Marco Arévalo.

 

En Talio te ofrecemos soluciones de la mano de expertos como Marco, si estas interesado en nuestros servicios, ¡estaremos encantados de ayudarte!

Próximamente hablaremos de las tendencias en Inteligencia Artificial y su papel en el futuro del sector empresarial. Síguenos en LinkedIn y Twitter para estar al día de todas nuestras noticias. 

Contáctanos

Publicador de contenidos

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Suscripción newsletter nuevo

SUSCRÍBETE

A NUESTRO BOLETÍN CON LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL SECTOR

SUSCRIBIRSE

Tus datos serán almacenados acorde a nuestra política de privacidad